Si se está pensando en comprar una casa, hay una serie de elementos que ayudan a comenzar la búsqueda con el pie derecho. Aunque el número de habitaciones, el estado de la cocina y el tamaño del jardín son importantes, hay otras cosas que se deben considerar antes de hacer una oferta. Los siguientes factores pueden considerarse:

 Las ventanas y la iluminación

 ¿Se prefiere una habitación soleada y luminosa o se prefiere la privacidad? Hay que mirar el nuevo hogar teniendo la luz y el sol en mente. También es bueno observar la ubicación de las tomas de corriente y los accesorios eléctricos. ¿Se adaptarán a las necesidades de iluminación que se están buscando? ¿Hay iluminación empotrada en la cocina, iluminación agradable en la sala de estar y una hermosa araña en el comedor? Si no, se pueden agregar más tarde, pero es bueno que ya estén en su lugar cuando a la hora de mudarse.

 

Por otra parte conviene saber si se debe dar de alta la luz, en caso de que la casa carezca de suministro eléctrico y en caso de que sí esté conectado a la red eléctrica es necesario saber la compañía de luz contratada para saber si se quiere mantener en esta compañía o se prefiere cambiar, de forma de poder hacer esta gestión con la suficiente antelación.

 La ubicación

 Se dice que las tres cosas más importantes en las que hay que pensar cuando se compra una casa son la ubicación, la ubicación y la ubicación. Se puede vivir con casi cualquier imperfección en una casa si el vecindario y los vecinos que lo rodean son maravillosos. Casi todo lo demás se puede cambiar. Pero, una vez comprada, no se puede cambiar la ubicación de la casa. Cuando se vaya a buscar casa, hay que tener en cuenta la proximidad de cualquier casa potencial al lugar de trabajo del comprador, el encanto del vecindario, la ubicación de la casa dentro de una organización, la facilidad de acceso, el ruido de los vecinos, el tráfico y las mascotas, así como el acceso a los parques, las tiendas, las escuelas y el transporte público.

 El tamaño y el plano de suelo

 Se puede estar pensando en comprar la casa de los sueños, la mejor casa del mundo. Pero, ¿es la casa de los sueños poco práctica? ¿Necesita cuatro dormitorios y cuatro baños alguien que vive solo? Una casa grande puede dar el espacio extra que el comprador siempre ha deseado para una oficina en casa o para proyectos de artesanía o arte. Pero este espacio extra viene con facturas de calefacción más altas e impuestos más altos. Se necesitarán más muebles para llenarla y dinero para decorarla. Hay que pensar en cómo se utilizará el nuevo espacio del hogar y si se adaptará al estilo de vida ahora y en el futuro.

 Los toques finales

 A veces la casa más simple parece completamente espectacular gracias a las molduras, detalles y chimeneas ya instaladas en ella. Si estos elementos son importantes para el comprador, este debe estar atento a ellos mientras busca una casa o estar listo para agregarlos después de mudarse. Si se tienen en mente estos elementos específicos de una casa, la búsqueda de casa será más exitosa y probablemente terminará con el hogar soñado.